Qué pasa si me quedo sin trabajo a los 61 años

Qué pasa si me quedo sin trabajo a los 61 años

A los 61 o 62 años van a dejar de sentir la prestación por desempleo y se jubilarán. Eso sí, tienen que cumplir algunos requisitos para recibir una pensión en función de lo que han aportado durante su historia. Primeramente, debe estar registrado como demandante de empleo a lo largo de los últimos 6 meses.

Para jubilarse a esta edad es requisito tener un colchón económico con aptitud bastante para usarlo a lo largo de los próximos años hasta lograr la edad ordinaria de jubilación pertinente.

Sin este cojín, la labor de supervivencia se transforma en una labor realmente difícil.

Cuál es el coeficiente reductor de estas pensiones

Si el desempleado cumple estas condiciones, está obligado a jubilarse y cobrar su pensión contributiva. Por otro lado, a estas jubilaciones se les aplica el llamado coeficiente reductor en frente de la pensión legal.

La gente que se acogen a esta clase de proyectos de jubilación son penalizadas con una reducción de su pensión de forma anual del 7,5 por ciento. Esto piensa una pérdida en los capital por mes de los retirados en frente de los trabajadores que lo hacen 4 años después.

Qué sucede si te quedas sin trabajo antes de jubilarte

Como afirmábamos al comienzo, este es uno de los presuntos en los que te puedes observar obligado a prejubilarte. Aparte del paro, asimismo serían probables teóricos las prejubilaciones por patología, crueldad de género e inclusive fuerza mayor o acción judicial.

Todas y cada una la gente que perdieron su empleo, incluyendo las que han sufrido un ERE, están en situación de jubilación adelantada por desempleo. O sea, un colectivo singularmente vulnerable pues no puede reincorporarse al mercado de trabajo y su pensión se va a ver achicada de manera significativa para el resto de su historia. A los 61 ó 62 años acaba la prestación por desempleo y se jubilan.

¿Prosigo pagando mi pensión si estoy en el paro?

Sí. A lo largo del intérvalo de tiempo de percepción de la prestación por desempleo o cese de la relación laboral, el SEPE prosigue cotizando a la Seguridad Popular por jubilación por cuenta del trabajador. Si se agota el beneficio, se deja de cotizar y quedan lagunas en las cotizaciones, salvo para la gente mayores de 55 años.

Si la prestación por desempleo se toma a tanto alzado a fin de que el trabajador logre comenzar un trabajo o negocio, no se abonan cotizaciones a la Seguridad Popular por jubilación y no se acepta la deducción del IRPF.

El Convenio Particular con la Seguridad Popular

Este convenio te deja proseguir cotizando hasta la jubilación para sostener tu base de hoy. En este sentido, esto puede hacerse aun si el trabajador recibe el subvención y cotiza aparte de la pensión.

Aparte de cotizar para la jubilación, el trabajador ayuda para las ocasiones de incapacidad persistente, muerte y supervivencia.

Publicaciones Similares