Cuánto tiempo se puede llegar tarde a una cita médica

Cuánto tiempo se puede llegar tarde a una cita médica

Hasta recientemente, en el momento en que supe de la verdad de la solicitud, mi percepción del tiempo de espera se encontraba relacionada con mi trabajo en Emergencias. Los tiempos de espera son una protesta común en la salón de urgencias, singularmente en tiempos de epidemias donde la proporción de visitas ordena a aguardar a que alguien sea atendido. Singularmente en las situaciones menos urgentes, en tanto que los pacientes pasan por triaje y son priorizados si su cuadro clínico lo necesita. Los tiempos de espera en emergencias son nuestro pan de cada día. A bastante gente les resulta bien difícil ofrecer contexto. A sabiendas de que la nosología que puede presentarse en emergencias puede ser complicada y grave, a sabiendas de que ciertos pacientes precisan evaluación instantánea. En mi tierra natal, donde tenemos la posibilidad de alardear de un tiempo reducido de espera, asimismo hay gente que pierde la paciencia. Es ineludible que no logre (o no sepa) sostenerse cada día con el estruendos al que se combaten los nuevos progenitores en nuestra vida día tras día. En las sesiones de consejería, no obstante, hay una visión diferente sobre el tema de la espera. La aptitud de desarrollar visitas, deducir el tiempo que precisará cada tolerante y, en determinada medida, «elaborar visitas concretas» provoca que sea «mucho más simple» eludir el viaje de forma frecuente ineludible a la salón de urgencias. ¿Cuál es la verdad? Y asimismo confirmo desde el otro lado por el hecho de que yo asimismo fui tolerante. Bueno, la verdad es que más allá de que tienes un tiempo predeterminado, frecuentemente debes aguardar. Asimismo hay bastante gente que se quejan de este suceso. Y precisamente con razón. Como he estado haciendo un trabajo en la práctica, es una norma establecida reducir los tiempos de espera: verdaderamente intente ir cuanto antes. Las enfermeras saben que padezco en el momento en que llego un tanto tarde y hago todo lo que resulta posible para corregirlo. Pero no en todos los casos es simple… y te explico las causas que, desde mi criterio, van contrarreloj: – Primeramente, se planea un programa de trabajo de manera estandarizada y reutilizable. Las franjas horarias se calculan de manera que se logre prestar un servicio razonable. Es bien difícil organizarse de otro modo. Pero no hay duda de que sólo algunas de las visitas (aun si se clasifican del mismo modo, por poner un ejemplo, primera visita o control de anomalías de la salud) son iguales pues los pacientes y sus familias no lo son y por el hecho de que el tiempo agregada puede necesitar Dificultad. En verdad, de forma frecuente pasa que «compensan» una visita que se alarga mucho más de lo frecuente con otra visita un tanto mucho más corta de lo que se espera. – Seguidamente, la disponibilidad para el experto. Como tolerante, de forma frecuente quiere que su médico lo llame o lo visite en el momento en que aparece una urgencia. Es una prioridad para usted y para bastantes médicos, es mi caso asimismo, lo que quiere decir que deseo que mis pacientes asistan a mí o me comenten si les pasó algo. En el momento en que eso pasa, en el momento en que la agenda ahora está llena, ¿qué haces? ¿En ocasiones les «golpeas»? ¿Les afirma que es realmente difícil visitarlos o cuidarlos a lo largo del día y que tienen que soliciar una visita «habitual»? ¿Los manda de forma directa a la salón de urgencias? Bueno, hay expertos de distintas estilos, pero en mi caso, un día en el momento en que vienen a mi solicitud los pequeños que visito, quiero observarlos. ¿Como se prepara? Ya que frecuentemente estas visitas se cruzan con los programas. Puede ser una molestia para todos los que tienen un horario, pero un alivio para todos los que son alcanzables. el día de hoy por ti, mañana por mi. – En tercer sitio, ya que se distribuyen los espacios y ocupaciones de otros expertos como gestores o enfermeras, él o ella puede estar atendiendo al tolerante de otro médico en el momento en que precises que ese otro profesional gestione. Asimismo posiblemente una visita cierto tiempo después resulte en una investigación complementaria y una exclusiva solicitud para aclarar la situación. La verdad es que tiende a estar todo bastante coordinado, pero en algún instante puede pasar. – Y en cuarto rincón… el tolerante asimismo es responsable – ¡y de varias cosas! – regular la agenda. Me llama la atención cuántas personas llegan tarde a su cita programada. Quizás pues piensan que deberán aguardar… bueno, van a estar allí en el menor tiempo. La verdad es que tengo horas ociosas aguardándome… y después el que llega tarde consigue al que llega a tiempo… 40 y 50 minutos de retardo respecto a la hora programada me afectó. Si llega tarde, indudablemente perderá su buen ritmo de trabajo. Y también insisto que no es anecdótico. Y a propósito, realmente pocas personas se han disculpado por este motivo. Tras todo, una cosa me semeja inaceptable -estoy contigo- y comprendo lo que ocurre que el profesional llega tarde de manera sistemática. Y que tu horario comienza a las 8am y llegas a las 8:30am. pues yo lo valgo Quizás sí, pero nuevamente, esa no semeja ser la razón primordial por la que debo seguir con el régimen médico. Pero indudablemente un aspecto a corregir. En mi caso y sabiendo que solo llevo 2 meses de visita, prácticamente todos los pacientes son «pacientes nuevos», esto es, visitas de primera oportunidad. Si no conoces a las familias o son recién nacidos, tienden a ser mucho más largas y mucho más simples de postergar. No obstante, existen muchos días en los que he corrido “a tiempo” o juntado retrasos que pocas veces sobrepasan los 20-30 minutos… Conociendo las causas, ¿te semeja aceptable?

Oportunidad de disfrute: convenio colectivo o derecho conseguido

La sentencia del Tribunal Supremo citada previamente establece que la legislación laboral y particularmente el estatuto de los trabajadores no lo deja. Derecho

Sin embargo, este derecho puede estar reconocido en el convenio colectivo o acordado expresa o implícitamente entre la compañía y los trabajadores.

¿Qué sucede si tengo cita médica en horario laboral?

Entonces, así sea que tenga una cita o vaya a la salón de urgencias, si se toma un momento de libertad para ir al consultorio del médico, no puede reclamar ese tiempo como salario. por la compañía.

Si afirmas que esperarás a la persona exactamente el mismo día, es preferible aguardar media hora o aun una hora si merece la pena. Pero pienso que mucho más de una hora es bastante, esta persona ahora tuvo bastante tiempo para decirte que si tiene un incidente, no va a ir.

Publicaciones Similares