¿Cómo enviar un correo para solicitud de empleo?

¿Cómo enviar un correo para solicitud de empleo?

Formal afirmaría pues por supuesto es un mail profesional. Pero actualmente existen muchas compañías jóvenes o modernas que eligen un tono mucho más desenfadado, a fin de que consigas amoldarlo según su estilo. Lo que tienes que llevar a cabo es sostener siempre y en todo momento un tono respetuoso y cordial.

Siempre y en todo momento empieza con «A la att de… (nombre terminado del reclutador o árbitro)»

¿De qué forma sería un e-mail comercial?

¿De qué manera sería el e-mail de trabajo especial?

  1. Escoge bien el tema.
  2. Saluda de infinitas formas.
  3. Utilice una fuente entendible y evite las mayúsculas.
  4. Si tienes bastante que decir, deberías escoger un sendero diferente.
  5. Sea concreto.
  6. Halla el tono conveniente.
  7. Mira la ortografía.
  8. Las firmas son las mejores.

¿Cuál es el propósito del correo?

El primer propósito y el más esencial es que llegue a la persona correcta, o sea, al responsable del desarrollo de selección o al departamento donde se efectúa la selección. Para garantizar esto, puede llevar a cabo lo siguiente:

  • Si tiene el nombre o referencia del desarrollo de selección, debe proveer ese nombre o referencia.
  • Llame a la compañía y pida el nombre y la dirección de correo de la persona o personas que efectuarán el desarrollo de selección. Explique que solo tiene la intención de mandar su currículo para un trabajo que vió comunicado. Vas a ver como te lo van a dar sin inconveniente. En el peor caso, vas a recibir un dirección de correo electrónico de RRHH para mandar tu CV. En el momento en que tenga el nombre de la persona que ejecuta el desarrollo de selección, puede mandar el correo de manera directa a esa persona.

Saludos

En un caso así, y si no conoces la personalidad de la compañía o el carácter de la persona que va a recibir tu dirección de correo electrónico, mejor que lo hagas. Escoge una oración para mandar el currículo a la compañía con carácter neutro. Eso significa eludir exclamaciones o oraciones informales y ser lo mucho más afables viable con el resto. Por poner un ejemplo: «Estimado Carlos Martínez», «Buenos días, Carlos» o «Señores» si no sabe el nombre del receptor.

Escriba el tema del correo

Todos y cada uno de los e-mails tienen que mandarse con un tema, en caso contrario va a ser descartado. Tenga presente que los reclutadores reciben docenas de correos todos y cada uno de los días. Entonces, si ven un correo irreconocible, probablemente no lo van a leer. Es esencial ser claro desde el comienzo y redactar contenido corto y explicativo.

Estos son ciertos ejemplos: